A un balón de fútbol

4/9/09

En el Siglo XIX echaste a rodar,
fue en Inglaterra donde te empezaron a idolatrar.
Unos años más tarde te lanzaron a navegar,
y al puerto de Huelva te hicieron llegar,
pero en España, sin que nadie lo pueda dudar,
en Riotinto se te comenzó a patear.

Viajas por todo el mundo sin descansar
y todas las razas te quieren contemplar
pero no a todos puedes contentar
porque con tu forma de actuar,
consigues objetivos muy dispar.

Tú, que nunca te has quejado por nada
y ¡mira que te han dado patadas!,
incluso a veces te quieren maltratar,
y en vez de ofuscarte y denunciar,
lo único que quieres es rodar sin parar.

Eres amor y desamor,
oscuridad y claridad,
esperanza, dolor,
traición y lealtad.

Eres sueño y realidad,
serenidad y temor,
sufrimiento, felicidad,
silencio y clamor.

Eres mi primera pasión, mi último aliento,
el sol que ilumina mis sentimientos.

Muéveme con velocidad, trátame con talento,
mantenme en posesión, que esa serán las claves del éxito.

Carlos Javier Pascual Rodríguez.

Pelota de trapo a semejanza de la que se utilizaba en Riotinto en el siglo XIX

2 comentarios:

juanjo dijo...

Que bonito!!! , un diez para tí CJ

CJ dijo...

Muchas gracias Juanjo, pero no creo que este para tanta nota.

Vista aérea de Minas de Riotinto, tomada de google maps